Patricia Blanchet es la historia de una marca única, de un nombre con raíces profundas, un AND a parte en la galaxia de la moda. Patricia Blanchet es la historia de una familia unida y animada por el deber de satisfacer a sus adeptas.

Es una familia cuya principal vocación es magnificar sus pies, llevarlos hacia el éxtasis total, hacia un goce eterno que los haga bailar en un arco iris de felicidad.

Esta historia bella, estremecedora y legendaria nace en África del Norte. Fue allí, en donde a finales de los años 40, el padre de Patricia, más conocido como “Rolando di Parigi” decide lanzar sus velas y atravesar el Mediterráneo por sus propios medios en una balsa improvisada, época aquella en la que algo así no estaba muy de moda. A su llegada a Marsella, seguirá su camino a caballo hasta Orléans y terminará los centenares de kilómetros que lo separan de París a pie.

Agotado pero ansioso, rápidamente comenzó a labrarse una sólida reputación, mezcla de seriedad y de ambición. Estos cimientos serán determinantes para Patricia, acostumbrada desde la infancia al más alto nivel. Una verdadera escuela de tolerancia.

Es en este ambiente propicio para la inspiración y la imaginación que se crió Patricia, mimada, adorada, adulada. En ese universo aprendió a respetar la vida y a los demás.

Más tarde, provista de una experiencia inaudita en una mujer, decidió iniciar a su marido Lolo, también conocido como “Quinquin Blanchet”, en el maravilloso mundo del calzado. Rápidamente Lolo toma gusto y desarrolla con Patricia un verdadero “Eye of the Tiger” indispensable para la creación.  Juntos van a divertirse creando para los otros proporcionándoles formidables modelos de zapatos.

La aventura es placentera pero este paraíso es demasiado artificial para Patricia, que sueña con emociones más vivaces, aquellas en donde su amor al prójimo pueda expresarse libremente. Junto con Renaud, su hijo único adorado, pródigo, comienza a soñar con la libertad y la creación de un laboratorio de lo posible. Corría entonces el año 2007; habrá que esperar dos años más para que la marca Patricia Blanchet vea la luz.

Es un parto de ensueño, una cesárea digna de un cuento de princesas. La marca es finalmente lanzada y toma su vuelo tranquila y convencida de sus propias cualidades. Se empieza entonces a hablar del efecto catapulta, del fenómeno Blanchet.

Se lanza finalmente en 2013 la boutique-joyero en la rue Beaurepaire, cerca de la plaza de la Republica en París: todo un símbolo. Esta tienda roja, esplendida, radiante, es la obra del espíritu grandioso y sutil de la arquitecta colombo francesa Catalina Castro.

Al año siguiente le llega la hora a la tienda en línea, tienda que hoy esta en su segunda versión, una versión digital de la marca afinada, a su imagen, maravillosa.

Continue shopping
View cart & checkout
Continue shopping
View cart & checkout